Cocinar durante el confinamiento por Coronavirus: Focaccia. Dicesi kökl.

Pan, tomates, aceitunas negras, orégano y aceite de oliva, ¿existe algo más Mediterráneo? Si eres amante de las masas y de los sencillos placeres, esta focaccia es una delicia que deberás probar. Existen distintos tipos de focaccias y sus ingredientes varían entre las regiones de Italia; mis preferidas son las de romero y la típica de Puglia, con tomates y orégano, que es la que hoy os propongo. La receta original tenía solo harina de trigo y patata cocida, se elaboró con levadura fresca y la sometieron a un solo levado; yo añadí el toque de espelta, la preparé con mi fermento natural y agregué un segundo levado, con excelentes resultados. Es un perfecto acompañamiento de…todo: quesos, pescados, embutidos o carnes, casa con lo que le quieras echar encima. O nada, porque sola está igualmente mortal.

Así que sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que te guste!

INGREDIENTES

  • 150 gramos de harina de trigo
  • 50 gramos de harina de espelta integral
  • 100 gramos de patata cocida triturada
  • 80 gramos de fermento natural (o 10 gramos de levadura fresca de panadería o unos 5 de levadura liofilizada de panadería)
  • 140 ml de agua templada
  • Sal marina
  • Aceite de oliva virgen
  • Vegetales insustituibles: tomates cereza y aceitunas negras deshuesadas.
  • Vegetales adicionales: espárragos trigueros laminados, hojitas de ajo tierno, perejil fresco y eneldo fresco.
  • Orégano.

PREPARACIÓN

  1. Mezcla el fermento natural con las harinas, la patata, la sal, el agua y un poco de aceite de oliva. Amasa con mucho cuidado, dado que el gluten de la espelta es más frágil que el del trigo. Dale forma de bola, disponlo suavemente en un cuenco, tapa con un paño limpio y deja reposar durante toda la noche en nevera.
  2. Al día siguiente saca la masa y deja un par de horas a temperatura ambiente, en un lugar libre de corrientes, para que la masa se atempere.
  3. Engrasa una bandeja de hornear -metálica mejor- con aceite de oliva, vierte la masa con mucho mimo y extiéndela con las manos. Déjala reposar una hora aproximadamente (libre de corrientes).
  4. Mientras tanto prepara las verduras: lávalas bien y filetea tomates y espárragos. Enciende el horno a 200ºC.
  5. Adorna la masa con las verduras, espolvorea con el orégano y rocíalo con un poco de aceite de oliva virgen. Hornea durante unos 25-40 minutos a 180ºC, hasta que la masa esté crujiente (y veas que está bien cocida).

Y ya está, listo calisto, ¡buen provecho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s