Tarta sin horno de queso y melocotón

Esta es una tarta ligera, fresca y muy rápida que me inventé en un apuro, abriendo la nevera y sacando todo lo que podía convertirse en postre. Como no requiere de horno es perfecta para estos días de calor, así que no excusas y manos a la obra, ¡espero que te guste!

INGREDIENTES

Base

  • 1/4 taza de harina de avellana
  • 1/4 taza de harina de coco
  • 1/2 taza de harina de avena
  • 5-6 dátiles grandes
  • 1 cucharadita de Canela en polvo
  • 1/4 taza del almíbar de cocción de los melocotones

Relleno

  • 250 gramos de queso tipo Quark
  • 1 clara de huevo
  • Gelatina sin sabor o Agar
  • Unas 20 gotas de extracto de estevia (o 1 cucharada de azúcar de caña)

Melocotones en almíbar

  • 2 melocotones grandes pelados y cortados a gajos
  • 1 cucharadita de azúcar de caña
  • Unas 20 gotas de extracto de estevia líquido (u otro edulcorante al gusto, o 2 cucharaditas más de azúcar)
  • Canela en rama
  • Hojas de hierbabuena o menta fresca
  • 2/3 de taza de Grand Marnier
  • 1 1/2 de taza de agua

Decoración

  • 1 puñado de arándanos frescos
  • Hojas de hierbabuena o menta fresca

PREPARACIÓN

Melocotones en almíbar

  1. Lleva a ebullición el agua en un cazo con la canela, el azúcar y la hierbabuena.
  2. Transcurridos 5 minutos incorpora el melocotón, la estevia y el licor. Baja la potencia y deja que de cocinen unos 3-4 minutos.
  3. Apaga, retira del fuego y deja enfriar en el cazo unos 30 minutos mínimo.
  4. Cuando este frío cuela los gajos de melocotón, descartando las hojas de hierbabuena y la canela en rama pero reservando el almíbar.

Base

  1. Introduce todos los ingredientes en un vaso de batidora y tritúralos. Hay que lograr una textura densa pero firme, que se pueda trabajar con las manos y se mantenga unida. Sabiendo esto, corrige de dulce (añadir dátil o extracto de estevia), almíbar o caso de necesitar más harina, añade de avena.
  2. Cubre con esta mezcla la base de un molde de tarta, con las manos y apelmazando con los nudillos y las yemas de los dedos, hasta obtener una lámina de no más de 3 mm de grosor.
  3. Tapa con papel film e introduce en la nevera.

Relleno

  1. Pon una olla con un poco de agua al fuego medio. Dispón encima un bol con la clara de huevo y móntala a punto de nieve con unas gotas de extracto de estevia (o azúcar). No quedará tan levantado como si lo hicieras en frío, pero al ser verano realizo esta operación por precaución.
  2. En otro recipiente mezcla el agar con 1/2 taza del almíbar del melocotón, caliente.
  3. Una vez esté completamente disuelto añade el queso y mezcla bien.
  4. Incorpora poco a poco la clara a la mezcla anterior con movimientos envolventes.

Montaje

  1. Saca la bae de la nevera.
  2. Cubre la base con el relleno de queso.
  3. Dispón sobre el relleno los gajos de melocotón.
  4. Decora con los arándanos y hojas de hierbabuena fresca.
  5. Consume inmediatamente.

Puede aguantar en nevera un par de días pero la base se resiente porque se queda blandita.

Y ya está, listo calisto, ¡buen provecho!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s