Tostas de batata con perejil

Los tubérculos son unos tallos subterráneos engrosados en los que las plantas acumulan los nutrientes, especialmente almidón, para luego ser empleados como reserva; con este dato te puedes hacer una idea de lo que alimentan. Hoy te propongo unas tostadas con batata, dulzona y de color bien encendido, que me sirvieron de acompañamiento a un jurel al vapor (en este enlace verás cómo suelo preparar los pescados con ese tipo de cocción).

La batata es un potente antioxidante, aporta vitamina C, magnesio y calcio y sus niveles de azúcares son inferiores al 3%, lo que la convierte en una excelente fuente de energía de calidad para deportistas. Bueno, para todo el mundo porque además de sana es deliciosa.

Y sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que te  guste!

INGREDIENTES

  • Batata bien limpia (con piel)
  • Un buen manojo de perejil fresco bien picadito
  • 1 limón
  • 1 zanahoria pelada y cortada en rodajitas de no más de 1-2 mm de grosor
  • Nueces de nogal
  • Un poco de alga Nori
  • Aceite de oliva virgen
  • Vinagre balsamico
  • Sal marina
  • Especias: 1 hoja de laurel pimienta negra molida, una pizca de pimentón de la Vera agridulce, 1/2 cucharadita de cúrcuma molida

PREPARACIÓN

  1. Corta a lo largo la batata, en rodajas de 1 cm de grosor aproximadamente.
  2. Disponlas en una olla con agua fría con sal y una hoja de laurel y llévalo a ebullición.
  3. Cuando estén tiernas (pero no se deshagan) apaga y escurre el agua.
  4. Disponlas en una sartén antiadherente y dóralas por ambas caras a fuego bajo (con o sin aceite de oliva, eso es opcional; yo no usé).
  5. Mientras se cocinan las batatas prepara la ensalada de perejil.
  6. Mezcla el perejil con la zanahoria en un bol.
  7. Cortar el limón por la mitad. Pela una mitad y córtala en daditos muy pequeños, que añades al bol de ensalada.
  8. Aliña la ensalada con zumo de la otra mitad de limón, remueve y reserva.
  9. Tuesta en una sartén antiadherente el alga Nori durante unos 5 minutos, hasta que cambie ligeramente de color.
  10. Una vez el boniato esté listo emplata: dispón las rodajas en un plato, cubre con ensalada de perejil, espolvorea alga por encima y las nueces y aliña con un poco de sal, las especias y unas gotas de vinagre.
  11. Es absolutamente delicioso y sí, este sabor casa a las mil maravillas con el del pescado azul que me zampé.

Y ya está, listo calisto, ¡buen provecho!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s