Sepia con piña

Un amigo al que perdí de vista hace mucho decía que la música es la banda sonora de la vida; tiene razón, y por ello basta que una canción suene para retraernos a situaciones remotas y recordarnos a las personas que se vieron involucradas en las mismas. A mí me ocurre lo mismo con la comida y por ende algunos alimentos o preparaciones me hacen pensar automáticamente en aquellos que de una forma más o menos intensa formaron parte de mi pasado; entre ellos la sepia. Una de mis mejores amigas es vegetariana pero si se presenta delante suyo un calamar, pulpoide o sepia rompe su regla sin pensárselo dos veces. Aunque a mi me gusta mucho no la suelo comprar, pero supongo que estar lejos de mi círculo más cercano ha hecho que añada una pizca de nostalgia a todo. Creo que cuando me encontré con una bolsa de sepias congeladas en un supermercado (pensaba que en Colombia no las vería nunca) las compré pensando en los momentos que compartimos juntas.

Es además un molusco sanísimo (la sepia, no mi amiga 😉 )que destaca por su altísimo contenido en proteínas de alto valor biológico, traducido esto en un considerable aporte de aminoácidos esenciales. Es rica además en yodo, selenio, sodio, vitamina E, vitamina B6, vitamina B3 y vitamina B12, muy baja en grasas pero alto en colesterol. La combinación con la piña le va de rechupete y es una preparación muy rápida y fácil que solucionará cualquier almuerzo o cena en la que no tengamos ni tiempo ni ganas de complicarnos.

Sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

Image-1

  • INGREDIENTES:
  • 1 sepia bien limpia en rodajas
  • 1 rodaja de piña bien limpia de sus ojos cortada en daditos
  • 1 diente de ajo triturado
  • Cúrcuma y pimienta negra molidas
  • 1 cucharada de semillas de sésamo
  • Aceite de oliva virgen
  • Zumo de 1-1,5 limón
  • Un manojo de perejil fresco bien picadito
  • Sal marina
  • Un puñado de nueces (opcional)

PREPARACIÓN:

  • En una sartén antiadherente dorar la sepia y la piña con un poco de aceite de oliva a fuego medio.
  • Transcurridos unos 3 minutos añadir el ajo, salpimentar y aliñar con el zumo de limón y la cúrcuma. Remover y dejar que se evapore el agua de la sepia y de la piña.
  • Cuando veamos que empieza a caramelizarse la piña añadir el sésamo, remover y dejar al fuego hasta que la piña y sepia estén doraditas. Apagar, espolvorear el perejil por encima, remover un poco y emplatar adornando con las nueces.

Y ya está, listo callista, ¡buen provecho! 😀

Anuncios

6 comentarios en “Sepia con piña

  1. Qué receta más original! Nunca hubiera imaginado la combinación de sepia con piña… será cuestión de probar. Por cierto! No conozco la variedad de piña con ojos… jaja Fíjate en tus ingredientes, creo que te has confundido. Estoy de acuerdo con tu amigo, la música es vida… Saludos! 😉

    1. Jajajaja, fíate de las piñas con ojos, son las peores 🙂 La verdad es que a mi jamás se me habría ocurrido juntar sepia+piña si no fuera porque me topé con ambos ingredientes de la mano en la nevera. Me declaro fan Nº 1 de la piña caramelizada y veo que va con todo ¡Gracias por tu comentario, un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s