Corvina en cazuela (o remedio para el día más perezoso del mundo)

Hay días en los que uno se despierta con el pie derecho y espumadera en mano, dispuesto a proclamarse Rey y Sultán de todos los Fogones. También hay otros durante los cuales los acercamientos a la cocina se realizan enfundados en un traje de camuflaje para evitar que la sartén te reconozca, abrir el grifo para beber agua se convierte en tarea inimaginable y le explicas al gato que su comida se la tendrá que servir él solito. Ésta es la receta indicada para esos días de letargo marujil.

Algo especial de este plato es que lo preparo en cazuela de barro, que considero uno de los hits culinarios más viejunos . Leo por un lado acerca de ollas de barro japonesas del siglo XII A.C., por otro lado de Etruscos, también del Neolítico (3000 A.C. aprox). Sea como fuere el barro tiene el mérito de ser el material más antiguo que ha utilizado el hombre en la cocina; por lo general se emplea con alimentos que requieren de varias horas de cocción, como carnes o legumbres. Ojo, es importante verificar que los utensilios de barro no contengan pigmentos de barniz, sino que sean de barro crudo.

Sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

Cazuelacorvina

INGREDIENTES:
Una pieza de lomo corvina
Media zanahoria limpia y cortada en rodajas
5-6 tomates cereza
1 patata mediana pelada y cortada en rodajas
1 chorretín de salsa Worcestershire
1 diente de ajo triturado
1 chorretín de vino blanco
Una cucharadita de café de orégano
1/2 cucharadita de café de cúrcuma
Pimienta negra molida
Sal
Aceite de oliva virgen

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180ºC y salar el pescado.

Disponer la corvina y las verduras en una cazuela de barro. Especiar, condimentar con el ajo, salpimentar, rociar la salsa Worcestershire, el vino y el aceite de oliva virgen.

Introducir en el horno y controlar la cocción del pescado (el tiempo dependerá del tamaño de la pieza; calcular unos 12 minutos para una personal).

Lo más seguro es que el pescado esté listo antes que las verduras, por tanto cuando esté en su punto sacarlo de la cazuela y reservarlo fuera de la fuente de calor. Reintroducir las verduras al horno hasta que la patata esté cocida.

Apagar, retirar, introducir la corvina en la cazuelita y cubrir con el jugo de cocción. Servir calentito acompañado de una ensaladita fresquita y algo de pan para mojar la salsa, que está de muerte.

Y ya está, listo calisto, ¡buen provecho! 😀

Anuncios

2 comentarios en “Corvina en cazuela (o remedio para el día más perezoso del mundo)

  1. Nunca he cocinado corvina, a pesar de que soy una amante de los pescados. Así que me tendré que anotar esta receta, para probar este pescado por todo lo alto, porque tiene una pinta de lo más apetecible.
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s