Pan de calabacín y maíz (vegano)

¿Que a tu espos@, novi@, amig@ especial, hij@, mascota, cacatúa (etc.) no les gusta el calabacín? Esta receta está a prueba de todos ellos y casi garantizado que se lo comería hasta al más calabazóbico del planeta. Esto lo comprobé con el que sería el Presidente del Club Anticalabacín si tal club existiera, mi marido, quien tras una semana temática de calabacines en casa declaró solemnemente que lo igualaba al anticristo gastronómico. Nada que hacer, ya podía ser yo cuidadosa: pícalo mucho, tíñelo, disfrázalo de borriguito…Nada, detectaba hasta el átomo más camuflado. Hasta que me inventé este pan (ou yeah).

Esta maravilla surgió durante la elaboración de mi receta para el Juego de Blogueros 2.0, en el que presenté un tamal de calabacín. Sobró algo de la masa de calabacín y como no sabía que hacer con ella se me ocurrió hornearla y…¡adacadabra!: habemus un pan delicioso, especialmente en las partes más tostaditas. Resultó perfecto para tomar con queso y tomate cereza, solo, con ensalada de alcachofas

Se hace volando y es un éxito por lo que sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

PanCalabacin

INGREDIENTES:

  • Un calabacín rallado
  • *Harina de maíz amarillo para arepas (también se encuentra en Europa, marca PAN)
  • Polvo de hornear (levadura tipo ROYAL)
  • Pimienta negra, sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Caldo de verduras (o agua mineral sin gas)

*Las proporciones se calculan con el calabacín rallado cocinado (ver a continuación).
PREPARACIÓN:

1.- Proporciones calabacín – harina de maíz.
Disponer el calabacín rallado en un colador y dejar escurrir durante al menos media hora (soltará mucha, mucha agua).

Pasar a una sartén con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta negra y dejar a fuego mediano semitapado hasta que esté en su punto y se haya evaporado el agua. Obtendremos una masa de calabacín hidratada y densa.

Pesar el calabacín y calcular las cantidades de harina de maíz y levadura en esta proporción: 150 gramos de harina de maíz y dos cucharaditas de levadura por cada 350 gramos de calabacín.

2.- Masa de calabacín
En un cuenco mezclar la harina de maíz con la levadura y añadir el calabacín. Mezclar bien con las manos hasta que se haya homogeneizado.

Ahora añadiremos cucharada a cucharada el caldo o agua sin parar de mezclar hasta obtener una crema pastosa con una textura que recuerde a la de la bechamel de las croquetas (es un símil algo complicado pero para hacernos una idea). Debe ser una masa más bien hidratada.

3.- Horneado

Cubrir una placa de horno con papel de aluminio y engrasar con aceite de oliva. Cubrir la superficie con la masa de calabacín y esparcir hasta obtener no más de 4-5 mm de alto. Hornear unos 40-45  minutos a 200ºC (vigilar de que no se nos queme).

Una vez listo apagar el horno, retirar y dejar que se temple un poco en la bandeja antes de consumir. Frío o templado, en cualquier formato vale para zampar.

Y ya está, listo calisto, ¡buen provecho! 😀

 

Anuncios

6 comentarios en “Pan de calabacín y maíz (vegano)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s