¡De vuelta a casa por verano! Un clásico para celebrar: tapita de boquerones en vinagre

Palabras clave: en Galicia, “Peixes As Rianxeiras” del Mercado de Abastos de Santiago de Compostela, boquerones frescos, vinagre, llorar de alegría. Adoro regresar a casa en verano.

Los boquerones en vinagre, aderezadas con ajo, perejil y aceite de oliva, son un aperitivo o tapa muy frecuente en España, sobre todo en la centro-sur. Posiblemente su origen sea el Sur de España, para lo que nos deberíamos remontar a más de 3.000 años, durante el Reino de los Tartesos. Dominaban el bronce, la escritura, la ganadería, minería y pesca, y eran además expertos en la explotación y elaboración de la sal. Posteriormente llegaron los fenicios, quienes fundaron ciudades como Cádiz y Málaga. La elaboración de este plato seguramente esté ligada a la tradición de pescados en salazón y vinagre de estos pueblos. El pequeño homenaje que les brindamos a estos pueblos al prepararlos nosotros requiere de un único y complicado requisito: que el producto sea excelente y muy fresco.

Sin más, ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

BOQUERONES

INGREDIENTES:

Boquerones frescos
Vinagre de manzana (o de vino)
Sal
Aceite de oliva virgen
1 diente de ajo
Perejil fresco bien picadito

PREPARACIÓN:

1.- Blanquearlos con agua

Limpiar bien los boquerones de cabeza, tripas y espinas. Se puede pedir al pescadero que lo haga él (lo cual nos ahorra tiempo), de lo contrario proceder de la siguiente forma:
Primero quitar la cabeza
A continuación la tripa
Abrir el torso y con cuidado de no destrozar el animalito quitar la espina dorsal, manteniendo la cola.

Limpiar bajo el chorro del grifo (ojo con no destrozarlos, son muy delicados) e ir disponiéndolos por capas en un recipiente hondo de vidrio: capa de boquerón, sal, y así sucesivamente. Cubrir todos los boquerones totalmente con agua, añadir unos cubitos de hielo, tapar y dejar reposar unas tres horas en la nevera. Éste es un truco para que se mantengan más firmes y se queden blanquitos. Transcurrido este tiempo desechar el agua.

2.- Macerado en vinagre

Ahora iniciaremos lo que será el macerado propiamente dicho: cubrir totalmente con el vinagre de manzana (si fuera de vino en una proporción vino-agua del 80-20%), tapar e introducir en la nevera unas 8 – 10 horas (el tiempo también dependerá un poco del tamaño del animal). Para que no queden demasiado fuertes pasado este tiempo tiro aproximadamente 1/3 del vinagre y lo sustituyo con agua. Si no los vamos a consumir inmediatamente, dejarlos reposar en la nevera.

3.- ¡ÑAM!

Como media hora antes de servir triturar el ajo en un vaso con aceite y dejarlo reposar: de esta forma el aceite se aromatiza, adquiere muchas de las propiedades súper beneficiosas del ajo pero no repite 😉

Antes de servir escurrir los boquerones y lavarlos con un poco de agua para que pierdan el punto fuerte del vinagre (no demasiado). Diponerlos en una fuente.

Rociar el aceite aromatizado con el ajo y espolvorear con perejil.

Y ya está, ¡listo calisto! Deliciosos solos, en tosta con pan y tomate, solo pan, solo tomate…Su único problema es que siempre se terminan. ¡Buen provecho! 😀

Anuncios

3 comentarios en “¡De vuelta a casa por verano! Un clásico para celebrar: tapita de boquerones en vinagre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s