Tarta de melocotón ¿qué se celebra? Nuestro regreso tras parón blogvacacional :)

El deporte es salud, dicen, y yo lo corroboro (las agujetas que siento en este momento no cuentan). Y uno de los mejores premios tras un duro entreno es llegar a casa, comer sano y zamparme un postre casero (sin sentimientos de culpabilidad 😛 ). Por lo general abogo por la sencillez y la optimización del esfuerzo y del tiempo, por lo que esta tarta de frutas es la solución perfecta. Al igual que otras recetas del blog me inspiro en el libro de Julia Child, “El Arte de la Cocina Francesa”, haciendo por supuesto las combinaciones que me dieron la gana y aplicándola a mi despensa. Lo mejor es que parte de los ingredientes son cocinables con antelación, y la combinación de frutas que se usa es la que al chef le dé la real gana. Fácil y útil para la vida moderna, vamos.

Hago mención al relleno, que descubrí al prepararla: el frangipane. A modo de resumen ejecutivo y seguramente con bastante sacrilegio “culinístico” de por medio (Señor, perdóname si he pecado :S ), se puede describir como una crema pastelera con almendra. Proviene del apellido italiano Frangipani. Cuenta la leyenda que allá por el siglo XVI un miembro de esta familia tenía como costumbre perfumar sus guantes con una esencia muy particular y de mucho éxito, y que se usó hasta bien entrado el siglo XIX. Durante ese período de tiempo se empezó a hablar en Francia de “guantes a la frangipane” para referirse a cualquier producto con un olor parecido: licores, perfumes, cremas o tartas. Es por ello que a principios del siglo XVIII se inició el empleo en Francia de ese nombre para denominar a una tarta rellena de crema de almendras, y más adelante la crema de relleno.

Sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

PieMelocoton

INGREDIENTES:

1.- Base de la tarta (pâte brisée dulce)

  • 3/4 taza de harina (yo usé sin glúten)
  • 1 cucharada sopera rasa de azúcar morena
  • una pizca de sal
  • 5 cucharadas soperas de mantequilla recién sacada de la nevera
  • 3 cucharadas soperas de agua fría

2.- Frangipane = crema de almendras 

  • 1 huevo entero
  • 1 yema de huevo
  • 1/4 taza de azúcar morena
  • 1/3 taza de harina (yo usé sin glúten)
  • 1 taza de leche hervida (y colada para evitar que se nos cuelen “natitas”)
  • 2 cucharadas soperas de nata líquida
  • 2 cucharaditas de café de extracto de vainilla
  • 1/4 de cucharadita de café de extracto de almendra (opcional)
  • 1/2 taza de almendra triturada
  • 2 cucharadas soperas de Grand Marnier

3.- Relleno de frutas:

  • Melocotón
  • Albaricoque
  • Ciruelas pasas deshuesadas
  • Mermelada de albaricoque (u de otra fruta que combine bien con la fruta de nuestra selección)

PREPARACIÓN:

NOTA DE LA AUTORA: La base de la tarta y el frangipane se pueden preparar hasta con 2-3 días de antelación. Sólo tendríamos que reservarlos en la nevera, bien tapados en recipiente hermético hasta el momento de elaborar la tarta. Igualmente, si no queremos o no tenemos los ingredientes del frangipane se puede sustituir por una crema pastelera 😉

1.- Base de la tarta (pâte brisée dulce)

Mezclar en un bol mediano todos los ingredientes de la pasta con la mano. Al principio obtendremos una textura de copos, sin ninguna uniformidad. Seguir trabajando hasta obtener algo parecido a una masa. En ese momento llevar a una superficie y trabajar de la siguiente forma: formar una bola y con ayuda de la base de la palma de la mano extender la masa varios centímetros, devolver la forma de bola y repetir esta operación varias veces.

Darle una forma de bola, cubrir con papel film e introducir en el congelador 1/2 hora. Sacar, introducir en la nevera y esperar al momento de preparar la tarta.

2.- Frangipane

En un bol mediano batir con batidor de varillas el huevo, yema de huevo y el azúcar hasta obtener una crema de color amarillo pálido y textura de cinta. Añadir la harina, siempre batiendo, y finalmente la leche hervida poco a poco (en chorrito).

Verter en la cacerola y llevar a fuego moderado, sin parar de remover porque de lo contrario se nos pegará en el fondo. Cuando veamos que se empiezan a formar grumos batir más vigorosamente (yo me ayudé de la batidora de varillas eléctrica) para obtener una crema suave y espesa. Seguir batiendo a fuego bajo SIN QUE HIERVA durante unos 3-4 minutos más para que la harina se cueza un poco.

Retirar del fuego y añadir el resto de ingredientes: nata, extractos, almendra y licor. Batir bien, devolver a un bol limpio, dejar enfriar, tapar y reservar refrigerado hasta el momento de preparar la tarta.

3.- Momento tarta

Precalentar el horno a 190ºC.

Engrasar el molde de tarta.

Introducir los melocotones y albaricoques bien lavados en agua hirviendo y escaldar durante unos 15 segundos. Sacar, pelar y cortar en mitades o en trozos. Cortar las ciruelas pasas en cuartos.

Extender la base de la tarta con un rodillo hasta obtener una masa de aproximadamente 1/2 cm de grosor, con la que cubriremos el molde.

Cubrir la base con el frangipane, disponer encima la fruta. Si se quiere, pasar un poco de mantequilla por la superficie de la fruta para que no se seque e introducir al horno a 180ºC durante al menos 45 minutos. Transcurrido ese tiempo pincelar toda la superficie de la tarta (incluida la base de los bordes) con la mermelada y dejar otros 5 minutos más.

Comprobar el punto de cocción de la base (deberá ser una galleta algo dorada) y dejar el tiempo necesario.

Una vez lista retirar del horno, desmoldar y servir templada, acompañada de un sorbete o helado.

Y ya está, listo calisto. ¡Buen provecho! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s