Un brunch deluxe: tomate relleno de huevo (versiones rumiante y carnívora)

El sueño se hizo realidad. El sous-chef visionó este brunch mientras nos zampábamos los aguacates rellenos, por lo que a continuación presento es lo último en éxitos culinarios by nosotros, otra vez con un rico huevo como co-protagonista de la historia.

Os garantizo que no acabaréis cuales gallináceas si lo preparáis para empezar el día, puesto que introducir un huevo en nuestro desayuno es una sanísima costumbre, más si intentamos que sean ecológicos (o de gallinas felices). Nos aporta unas proteínas de altísima calidad en el mejor momento para asimilarlas y procesarlas por nuestro organismo, además de que está riquísimo, se hace en un periquete y para un brunch casero queda espectacular.

Sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

HuevosTomate

INGREDIENTES:

Dos tomates
Dos huevos
Parmesano (para decorar)
Sal, pimienta negra
Aceite de oliva virgen

1.- Para la versión rumiante:

1/6 de cebolla blanca muy picadita
Un poco de cilantro muy picadito

2.- Para la versión carnívora:

Un poco de queso que derrita bien en daditos pequeñitos
Un poquito de jamón o lomo de bellota picadito pequeño

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 200ºC.

Lavar bien los tomates, cortar la parte de arriba (sombrerito) y vaciar el interior con ayuda de un cuchillo y una cuchara. Reservar la pulpa por un lado y la corteza por el otro.

Cortar un poquito la base de las cortezas del tomate para que se mantengan en pie, teniendo cuidado con no perforar demasiado de lo contrario se nos esparcirá todo el relleno. Engrasar con un poco de aceite la placa de horno e introducirlas durante unos 15 minutos en el horno a 180ºC para que se vayan cocinando, de lo contrario se nos quedarían crudas.

Separar las claras de las yemas, teniendo cuidado de que las yemas no se nos rompan. Dejar cada una de las yemas en un recipiente diferente, dado que usaremos una yema por tomate.

1.- Versión rumiante:

Mientras se nos cocinan las cortezas pochar en una sartén con un poco de aceite la cebolla, la mitad de la pulpa del tomate y el cilantro. Salpimentar, tapar y remover de vez en cuando para que no se nos pegue. Apagar y reservar cuando esté casi listo, a falta de 4 minutos de estar blandito.

Mezclar con la mitad de las claras.

2.- Versión carnívora:

Mezclar el queso y el jamón (o lomo) con la otra mitad de las claras de huevo.

3.- Ahora montamos el tinglado:

Sacar las cortezas del tomate del horno (pero dejarlas en la bandeja de horno, dado que volveremos a introducirlas inmediatamente).

Rellenar ¾ de las mismas, una con la mezcla rumiante y la otra con la carnívora; si sobra relleno kein problem, se hace una tortilla de claras riquísima 😉

Reintroducir en el horno unos 10 minutos. Sacar de nuevo, colocar en cada una de ellas la yema del huevo, espolvorear con algo de parmesano rallado y reintroducirlas en el horno 5 minutos.

Una vez transcurrido este tiempo retirar, emplatar y servir con un poco de pan tostado para “mojar” y algo de parmesano por encima para decorar.

Y ya está, listo calisto. ¡Buen provecho! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s