Mousse de MaHonesa

Mi relación con la mahonesa es algo parecida a la de un amor cortés, en la que “me acerco, me gustas y te doy la manita, pero ya”. Su sabor me agrada pero me empacha al primer bocado, lo cual es un problema dado que es la protagonista de platos que me pirran, como la ensalada de camarones de la foto (triple ñam). Necesariamente tocaba buscar una alternativa, y la imaginación de la mamma obró el milagro (Aleluya). La mousse es una versión que conserva la esencia de la mahonesa original pero con un toque más cremoso y ligero. Dilisssiosa.

En la actualidad la mahonesa (mayonesa) se asocia en la mayoría de los países a comida rápida y botes industriales de sabor bastante insulso, pero en realidad es una nutritiva salsa que se hace a mano en un periquete y que enriquece todo a lo que acompañe. Su origen y nombre están, además, rodeados de un poquito de polémica y controversia gastronómica; la versión más aceptada viene acompañada de una pequeña clase de Historia, en la que hay que remontarse a mediados del siglo XVIII, al comienzo de la Guerra de los Siete años (1756-1763). El ejército francés, capitaneados por el Duque de Richelieu (no confundir con el Cardenal Richelieu, quien se la tenía jurada al pobre d’Artagnan en “los tres Mosqueteros”), atacó y tomó la fortaleza inglesa de Saint Philip, ubicada en el Puerto de Mahón, capital de Menorca (Islas Baleares). Ahí tuvieron la oportunidad de probar lo que hoy en día conocemos como mahonesa, y tanto les gustó que fue posteriormente llevada a Francia. Allí se bautizó como “mahonaise” en honor a su triunfo en la ciudad balear.

Tanto la convencional como la versión mousse son sencillísimas de hacer, así que sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

MousseMayonesa

INGREDIENTES:

Dos yema de huevo
Tres claras de huevo
Un chorro de vinagre
Una cucharadita de café de mostaza
Sal
Aceite de oliva virgen

PREPARACIÓN:

Hacer la mahonesa batiendo las yemas, el chorro de vinagre, la mostaza y la sal (con batidora eléctrica o con varillas), e ir agregando poco a poco el aceite hasta que todos los ingredientes se liguen completamente para obtener una salsa espesa.

Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

Incorporar poco a poco las claras a la salsa de yemas, con movimientos envolventes.

Y ya está, ¡listo calisto! Es una mousse para consumir en el momento, perfecta para una ensaladilla o para condimentar pescado.

¡Buen provecho! 😀

Anuncios

2 comentarios en “Mousse de MaHonesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s