¿Con qué acompañamos hoy el principal? Un remedio para un descosío: calabaza con toque oriental

Mediodía express, no hay tiempo que perder en la cocina y necesitamos un acompañamiento rico para el principal. La calabaza de la nevera me miró, “mami”, yo le devolví la mirada, “eureka”. De la calabaza me encanta todo, hasta la semilla, y de ahí que fuera la protagonista de algunos post en varios formatos: tarta, como relleno, al vapor. En esta ocasión le doy un toque algo oriental de la mano de la canela, piñones y uvas pasas.

Por muy europeas que fueran Cenicienta y su carroza de calabazas, en realidad empezaron a cultivarse en Mesoamérica (México) desde épocas prehispánicas junto con el maíz y el frijol, y no fue hasta el siglo XVI que se exportaron a Europa, Asia y África. Su riqueza en carotenos las convierten en excelentes antioxidantes y por tanto unas aliadas para prevenir la degeneración de las células (cáncer, vista, sordera, etc.). Son una buena fuente de fibra, Vitamina C, potasio y perfectas para problemas de retención de líquidos, estreñimiento o inflamaciones.

Sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

AhuyamaPasasPiñones

INGREDIENTES

Calabaza (o ahuyama), bien lavada y cortada en lascas. Si fuera orgánica podemos dejar la piel.
Un puñadito de uvas pasas
Un puñadito de piñones
1/6 de cebolla picadita
Media cucharadita de café de canela molida
Pimienta negra molida
Un chorro de vino de jerez
Una guindilla

PREPARACIÓN:

Poner a macerar las pasas y los piñones en el vino.

Los siguientes pasos se organizan de manera que la calabaza por un lado y la cebolla por otro esté listas en el mismo momento para mezclarlas.

Llevar a ebullición agua salada en una cacerola. Cuando la cacerola de agua rompa a hervir añadir la calabaza junto con la guindilla y dejar destapado y a fuego algo hasta que la calabaza esté tierna pero con todavía un punto de crudor.

Mientras tanto en una sartén antiadherente y con un poco de aceite de oliva virgen pochar la cebolla a fuego medio-bajo. Salpimentar y tapar. Transcurridos unos minutos, cuando la cebolla empiece a estar algo transparente añadir la canela, las pasas y los piñones (sin el vino, que reservamos para luego). Controlar que no se nos queme.

Cuando la calabaza esté lista escurrir el agua, descartar la guindilla y añadir la verdura a la sartén con la cebolla, pasas y piñones. Agregar el vino y remover a fuego medio para que todos los sabores se mezclen. Apagar y servir en caliente.

Y ya está, ¡listo calisto! 15 minutitos para un súper acompañamiento perfecto para pescado, carne e incluso pastas o arroces. ¡Buen provecho! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s