Pétalos de rosa (con melocotón y pera)

Cocer frutas para el postre no es ninguna sorpresa en mi mesa, y ya publiqué varios postres tanto de melocotones como de peras. Lo que sí es una súper novedad es aromatizar con pétalos de rosa naturales en un caldo de lujo: una copa de Martín Códax (vino blanco gallego) que nos sobró.

Las rosas son de procedencia iraní (Imperio Persa), y ya en los relieves de Persépolis se ve la imagen de Ciro el Grande con un collar de rosas en el cuello. En este país es muy conocida su producción de esencia de rosas, que se dice fue descubierta por casualidad cuando en una boda principesca en la que se llenaron canales de rosa el calor del sol hizo que el aceite se separara y saliera a flote. En lo que respecta a las propiedades de sus pétalos, son ricos en taninos (antidiarreico), vitamina A y flavonoides (diuréticos, protectores capilares), estimula el sistema inmune y es aconsejable en casos de cistitis.

Sin más rollo teórico-festivo, ahí va la receta. ¡Espero que os guste! 🙂

RosasMelocotonPera

INGREDIENTES:

Unos 3 pétalos de rosa, bien lavados
Un melocotón lavado, sin piel y cortado en lascas
Una pera lavada, sin piel y cortada en lascas
Un par de cucharadas de azúcar de coco (opcional)
Una copa de vino blanco que sobró (delicioso “Martín Códax“, D.O. Rías Baixas)
Una copa de agua sin gas

Una rosa entera sin los pétalos centrales para la presentación.

Acompañó una pieza de Danish de canela de MASA (Bogotá)

PREPARACIÓN:

Dejar reposar durante una media hora en la cacerola de cocción los líquidos, el azúcar de coco, los tres pétalos de rosa y el melocotón y la pera.

Transcurrido este tiempo llevar a ebullición, tapado, y cuando rompa a hervir cocer a fuego bajo hasta que la fruta esté tierna y el líquido haya reducido hasta obtener una salsa dulzona. La duración de este proceso es variable y dependerá de la fruta; en mi caso me llevó unos 15-20 minutos aproximadamente.

Apagar y emplatar: tomar la rosa entera, rellenar su interior con la fruta. Disponer en el plato con la pieza templada de Danish al lado y regar con un poco de la salsa. Consumir inmediatamente.

Y ya está, listo calisto, ¡buen provecho! 😀

PD. Se pueden reutilizar los pétalos de la rosa empleada para la presentación en una ensalada de verano, aquí va una idea 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s