Hoy toca…Verde esperanza, verde…que te quiero verde (crema de berros y aguacate)

Hay días en los que uno se levanta en modo rumiante y busca verrrrde hasta debajo de la cama. Como buen rumiante, además, uno quiere que ese verrrrde aparezca sin demasiado esfuerzo. Declaro esta cremita como la perfecta solución para esos momentos temáticos. Esta receta también la conseguí del libro de Julie Morris “Superfood cuisine”, y si bien realicé alguna variación en las cantidades –el apio será muy sano pero tampoco me apasiona- y en la eliminación de algún ingrediente que me resultó imposible encontrar, procuré respetarla lo máximo posible. Probé dos variantes (con berros+agua y con rúcula+agua de zanahoria) y en ambos casos me encantó porque es ligera, fresquita y te deja satisfecho. Y sobre todo: se prepara en 10 minutos (más el reposo) ¡YEPI!

Por mucha cremita que sea, por sus ingredientes este inocente entrante sí es un súperalimento debido a que las propiedades combinadas de los berros, aguacate, pepino y apio en crudo nos aportan un cocktail de vitaminas, minerales y de otras moléculas: Vitaminas A, del Grupo B, C, D, E, Fósforo, Calcio, Cobre, Hierro, Potasio, Zinc, proteínas u Omega 9, entre otros. Fortalecer nuestro sistema inmune, combatir la anemia, las enfermedades de las vías respiratorias y mejorar nuestro sistema digestivo son algunos de los beneficios que obtenemos por dedicarle 10 minutitos de nuestro tiempo a licuarlos juntos.

Sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

IMG_3775

INGREDIENTES:

Un aguacate pequeño
Un pepino
Un manojo de berros (que troceaditos llenen un tazón grande) o la misma cantidad de rúcula
Tres vasos de agua (o agua muy suave de un licuado de zanahoria fresca)
¼ de rama de apio
Dos cucharadas soperas de zumo de limón (o lima)
Sal marina
Pimienta negra molida

PREPARACIÓN:

Limpiar muy bien los berros (o la rúcula): mejor si los sumergimos en agua con vinagre unos minutos y luego aclaramos con agua. Pelar y trocear el pepino y lavar bien el apio.

Introducirlos en la licuadora junto con el zumo de limón/lima y el agua (natural o de zanahoria), salpimentar y batir hasta obtener una mezcla homogénea.

Añadir a la anterior preparación el aguacate a trocitos y seguir batiendo hasta obtener una crema con una densidad media, no la queremos para beber en vaso pero tampoco demasiado espesa. Corregir de sal y pimienta y añadir algo de agua si necesario.

Se sugiere introducirla en la nevera durante al menos 30 minutos para que los ingredientes logren exponenciarse al máximo.

Y…ya está. Visto y no visto, en 10 minutos (más el reposo) preparamos un entrante sanérrimo. Está perfecta sola, acompañada con rodajitas de zanahoria, con queso…

Buen provecho! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s