Timbal de crêpes (o de una sobra del día anterior venida a más)

Basado en hechos reales: esa temida sobra y esa temida “criatura, y ahora qué hago yo contigo“. Debido a muchísimas limitaciones morales y a un sentimiento marujil de economía casera la basura no es una opción; dárselo a las gallinas tampoco, porque a esas todavía no las metí en el piso. El lindo labrador que me mira con esos ojitos de perro degollado no creo que se haga vegetariano de la noche a la mañana…¿Solución? Pues en este caso un improvisado timbal o tarta de crêpes rellenas de las sobras. ¡Mortal!

La receta de las crêpes saladas la saco del genial libro de Julia Child “El Arte de la Cocina Francesa” (ver película “Julie & Julia“). Las crêpes son originarias de Bretaña (Francia), pero se extendieron a todo el país y en la actualidad se encuentran por todo el mundo, consumidas solas o con rellenos dulces y salados. Este timbal se puede preparar también como tarta dulce, rellenándola de lo que se nos antoje.

Sin más rollo ahí va la receta, ¡espero que os guste! 🙂

la foto-3

INGREDIENTES:

1.- Para las crêpes

235 ml (1 taza) de leche fría
235 ml (1 taza) de agua fría
Una pizca de sal
145 gramos(una taza y media) de harina de trigo (yo utilicé con menos glúten, de la empleada para bizcochos)
Cuatro huevos
Dos cucharadas rasas soperas de mantequilla

2.- Para el relleno

Mis sobras: brécol del día anterior, cocido en agua con sal
Una cucharada de café de pimentón de la Vera
Una cucharada de aceite de tomates secos en conserva
Queso que derrita (en este caso teníamos el mexicano “oaxaca”)
Un poco de tomate triturado
Picante (opcional); yo usé el mexicano “Valentina”

PREPARACIÓN:

1.- Unas horas antes de comer preparamos la masa de las crêpes…

Verter el agua, la leche, los huevos y la sal en la jarra de la batidora.

Añadir la harina y después la mantequilla derretida. Tapar y batir durante un minuto a máxima potencia, procurando que no quede harina en las paredes.

Introducir en la nevera durante al menos 3 horas.

2.- Y ahora preparamos las crêpes…

Transcurrido este tiempo sacamos la masa de las crêpes de la nevera y ponemos una sartén antiadherente a fuego medio. Remover bien la masa de las crêpes con una cuchara de madera.

La textura que se nos tendrá que haber quedado es de una crema muy ligera, con la consistencia justa para que al introducir una cuchara de madera se quede algo impregnada.

Para la cocción, aunque en la mayoría de las recetas aconsejan engrasar la sartén con mantequilla o aceite en este caso probé sin nada y el resultado fue excelente. Dicho esto, cuando la sartén esté caliente verter un poco de la masa de las crêpes, intentando que no quede demasiado gruesa.

Cuajar por los dos lados y una vez esté doradita retirar del fuego. Probar esta primera crêpe antes de seguir cuajando más para asegurarnos que está bien de sal, de falta de agua, etc.

Corregir si necesario y seguir cuajando las crêpes.

Una vez cuajadas se van reservando para después formar el timbal. NOTITA AL RESPECTO: como apelotonarlas todas súper calentitas no es la mejor idea, lo que en mi casa siempre se hizo (con filloas, que es la versión galleguísima de las crêpes) fue lo siguiente: se utilizan dos platos, un primero para disponer la crêpe recién sacada de la sartén para que pierda el punto fuerte de calor, y después se pasa a un segundo plato donde, ahí sí, pueden disponerse unas sobre otras.

3.- El relleno…

Mientras se van cuajando las crêpes podemos aprovechar para preparar el relleno:

– Por un lado cortar bien pequeñito el brécol y mezclar con el pimentón de la Vera, el aceite de la conserva, el tomate triturado y el picante.

– Por otro lado trocear el queso.

4.- Y finalmente se monta el timbal…

Una vez tengamos todas las crêpes listas preparamos el timbal.

Montar el timbal en una sartén antiadherente, en este orden: una crêpe, una capa de relleno de brécol y una capa de queso, así sucesivamente hasta terminar con una crêpe. Ahora llevar la sartén a fuego medio-bajo hasta que se derrita el queso.

Servir rápidamente y zampar bien calentito, solo o acompañado con un poco de salsa de tomate.

Y ya está, listo calisto! Buen provecho 😀

Anuncios

2 comentarios en “Timbal de crêpes (o de una sobra del día anterior venida a más)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s