KIM CHI (receta coreana)

Señoras y señores, ante todos ustedes el acompañamiento más vicioso del mundo: el KIMCHI (aplausos). Consiste en una col fermentada que resulta de resultas apareció en la revista “Health” entre “los alimentos más saludables del mundo“(Oeoeoe, más aplausos). Decir que esta receta la obtuve de una coreana que cocina como los ángeles 😉

Este preparado, considerado como un alimento funcional (esto es, elaborados “no sólo por sus características nutricionales sino también para cumplir una función específica, como puede ser el mejorar la salud y reducir el riesgo de contraer enfermedades“), está presente en la mesa diaria de los coreanos. Tiene un olor fuerte y característico y un sabor entre salado y picantón, y en los últimos años se ha ido popularizando cada vez más debido a sus probadas propiedades nutritivas y dietéticas. Bueno, y también porque está de muerte 😛 (ñam). Es antioxidante (gran cantidad de Vitamina C y carotenos), fortalece el sistema inmune (alimento pre y probiótico resultado de la fermentación láctica), regula el tránsito intestinal, facilita la digestión y ayuda a combatir el colesterol. Nos aporta, además, proteínas, carbohidratos, calcio, y vitaminas A, B1 y B2.

Sin más rollo ahí va la receta. ¡Atreveos a probarla, espero que os guste! 🙂

IMG_3728

INGREDIENTES:

1 Col china
Sal marina
1 cebolleta
2-3 dientes de ajo
1 ó 1 ½ cuharadas de guindilla picante molida para kimchi (ver la foto)
1 cucharada de azúcar
Sésamo tostado

PREPARACIÓN:

Lavar la col china y cortarla a lo largo en 4 trozos y luego horizontalmente en pedazos no demasiado pequeños. También se puede cortar simplemente a lo ancho. Ponerla en un recipiente de cristal o porcelana y aderezarla con la sal en bastante cantidad, procurando que toque todas las hojas lo máximo posible. La sal se encargará de extraer líquido a la col.

Dejarla macerar un mínimo de 3 horas (yo normalmente lo preparo por la noche y continúo con la preparación al día siguiente).

Lavarla en abundante agua y escurrirla bien.

Añadir los ajos machacados, la cebolleta muy finamente cortada en juliana, el azúcar, el sésamo y la guindilla molida. Remover muy bien para mezclar todos los ingredientes y probar de sal. Si ha quedado soso añadimos y si vemos que está muy seco añadir un poquito de agua.

Guardar en la nevera bien tapado en un recipiente (mejor hermético), preferentemente de cristal.

Durante los primeros días: 1. revisar de agua (si estuviera muy seco añadir un poco) y remover; 2. Agitar el recipiente al menos una vez por día y voltear el envase para que toda la col se impregne bien de líquido.

¿TIEMPO DE MACERACIÓN ANTES DE CATAR? Adquiere la categoría de alimento probiótico a partir de los siete días, que es cuando está en marcha la fermentación. Va adquiriendo un sabor más fuerte a medida que va fermentando pero no asustarse por el fuerte olor, sigue siendo comestible. Me contaron que algunas familias coreanas preparan en una misma tanda el kimchi de prácticamente todo el año.Por tanto ya sabemos: NO SE ESTROPEA, si bien es de rigor utilizar un cubierto limpio cada vez que vayamos sacando.

Consumir como acompañamiento del plato principal.

Y ya está, listo calisto, ¡buen provecho! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s