Inicio de semana detox detox detoooooox! Cremita de espárragos blancos

Puede ocurrir que llegue el Lunes y uno piense “Reseteo, descarga e instalación de modo detox“. Puede también ocurrir que haya (Ô miracle!) espárragos frescos en la nevera. Solución a la ecuación: cremita de espárragos blancos, sana, fácil y rica.

Para quien no lo sepa y le interese, la diferencia de los espárragos blancos y los verdes (trigueros) es que en el cultivo a los primeros se les cubre totalmente con tierra, mientras que los verdes emergen y al realizar la fotosíntesis toman su color verde característico debido a la clorofila. Vamos, que la de hoy es una crema de espárragos albinos. Como ya había comentado en otro post, los espárragos son súper saludables, tanto que se utilizan para limpiezas depurativas primaverales. Son muy ricos en aminoácidos, vitaminas y minerales (ácido fólico, hierro, metionina, betacarotenos, arginina, aminoácidos, fósforo o vitaminas del grupo B, E y C, entre otros) que los hacen perfectos para combatir retenciones de líquidos, mejorar la salud de nuestra piel y cabello, son antioxidantes, útiles para el estreñimiento y adecuados para combatir la astenia primaveral. OJO porque de tan buenos que son no es conveniente abusar, eh?!

Sin más rollo ahí va la receta, espero que os guste! 🙂

CremaEsparragos

INGREDIENTES:

Un manojo de espárragos blancos frescos
Un ajopuerro
Una patata pequeña. La ideal es la que en Colombia se conoce como “Patata criolla”
Pimienta negra, sal.

PREPARACIÓN:

Llevar a ebullición agua con sal. La cantidad del agua no debe de ser excesiva ya que queremos una crema, no una sopa.

Pelar los espárragos y las patatas, limpiar bien el ajopuerro. Trocear todos los ingredientes.

Añadir al agua hirviendo, añadir un poco de pimienta negra y cocer a fuego vivo hasta que todos los ingredientes estén tiernos. Corregir de sal.

Ahora hay que licuar, pasar por la batidora o por el pasapurés; en este caso se licuó.

Sea como fuere, y para que no se nos quede demasiado líquido, yo normalmente cuelo las verduras y reservo el agua de cocción. De esta forma conforme las voy licuando voy añadiendo líquido hasta obtener una crema con la textura deseada.

Y ya está, listo calisto! Perfecto si se añade un chorretín de crema fresca, un poco de parmesano recién rallado o se espolvorea perejil o cilantro picaditos.

Buen provecho! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s