Clafoutis de manzanita

Aquí va un postre facilón y rápido que no requiere ni de horas de batir huevos (no vamos a por los bíceps quiticagas, pues) ni de una súper base de repostería. El clafoutis (pronunciado “Clafouti”) es una típica tarta francesa de frutas bañadas y horneadas con una masa líquida, en esta ocasión manzanitas ricas y sanérrimas.

La manzana es uno de los poquísimos frutos que se pueden combinar con prácticamente cualquier tipo de alimento y que sienta bien con todos ellos y en todas sus versiones cruda, cocida o asada. Es antiinflamatoria y adecuada en casos de acidez estomacal, así como para intoxicaciones alimentarias. Regula el intestino (antidiarreica y laxante) gracias a su contenido en pectinas, y es asimismo diurética y depurativa debido a su contenido en cistina, arginina y ácido málico, adecuada para controlar el colesterol gracias a su contenido en fósforo y en fibra soluble, es sedante e hipotensora gracias a su contenido en histidina. Además de los mencionados es rica en más aminoácidos esenciales, minerales y ácidos glutamínico, linoleico, oleico, palítico y cafeico. Una joya (y tentaciónnnn)

Sin más rollo ahí va la receta, espero que os guste! 🙂

clafouti

INGREDIENTES:

• +- 4 manzanas (a ser posible, nunca Golden)
• 20 grs de maizena
• 25 grs de harina
• 400 grs de nata (o mitad nata y mitad leche, o todo leche y entonces añadir un huevo más)
• Vainilla líquida (o en rama si no se tiene)
• 3 huevos enteros
• 125 grs de azúcar
• 2 cucharadas de almendra molida previamente tostada (no es imprescindible)

Sólo un consejo: respetar las cantidades, contrastadas, y que a uno no le pueda el ansiaaaa y se ponga de experimentador in da kitchen (basado en hechos reales). Las cantidades de maizena y harina son mínimas, pero se debe obtener una crema líquida, no es un bizcocho, okis? 😉

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 200°C.

Engrasar el molde con mantequilla y espolvorearlo con la almendra molida o con azúcar, si no se tuviera.

Disponer en el molde la fruta, en este caso la manzana, pelada y cortada en cuarterones más bien gruesos.

Elaboración de la crema:

Poner en un bol la harina y la maizena bien mezcladas.

Añadir el azúcar y mezclarlo bien con lo anterior.

Añadir los huevos uno a uno batiendo a mano con la batidora de varillas. Si vemos que los huevos no han sido suficientes para absorber toda la harina, añadir un chorrito de nata.

Cuando esta mezcla esté muy bien ligada, añadir la nata de una vez y mezclar todo bien.

Perfumarla con un chorro de vainilla, o con cualquier licor.

Cubrir la manzana del molde con este preparado y meter en el horno a 200º entre 5 y 10 minutos, y luego bajar a 180º unos 30 minutos más. (Hasta que la fruta esté cocida).

Y ya está, listo calisto! Templada está en su mejor momento, se puede cubrir o no con una delgadita capa de mermelada (casera de frutos rojos) y acompañada de helado de vainilla está mortal.

Nota, nota, NOTAZAAAAA: Es súper importante que la temperatura del horno sea la indicada, de lo contrario la crema no cuajará bien ni de manera uniforme sino que dejará la harina en la base y el resultado no tendrá nada que ver con lo que queremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s