Pollastre en pepitoria

Violines y pajaritos de fondo, llega el momento nostálgico-trascendental! Hay ciertos sabores que nos acompañan desde que somos unos micos, y entre ellos está el pollo en salsa pepitoria. Ya si uno consigue hacerse con un pollastre de verdad entonces aparecen las lágrimas de alegría. Sí, sí, pollo de verdad según la siguiente nomenclatura: pollo de plástico=pollo industrial, hormonado, hacinado; pollo de verdad =pollo bien comido, crecido, caminado, feliz (la misma nomenclatura es aplicable a los huevos). La diferencia en sabor, color, presencia y tamaño es tan abismal que casi se podría hablar de dos especies diferentes, así que si se tiene ocasión mejor invertir en salud y en paladar. Además, al final del día somos lo que comemos, ¿no?

La pepitoria es una salsa tradicional española para la cocción de carnes, por lo general pollo o gallina, posiblemente resultado de la herencia culinaria árabe. Con este guiso nos hacemos con un buen cocktail de propiedades nutricionales procedentes del pollo, del huevo y de los frutos secos que se emplean: proteínas de alta calidad, hierro, calcio, fósforo, sodio, potasio, vitaminas del grupo B, colina o carotenoides, entre otros.

Sin más rollo ahí va la receta, espero que os guste! 🙂

pepitoria

INGREDIENTES (para 4 piezas grandes):

Dos muslos, dos contramuslos de pollo de verdad
Dos huevos
Una cebolla y media blanca
Un puñado de piñones
Pimienta negra
La punta de una cucharadita de postre de cúrcuma
Una hebra de azafrán
Ron

PREPARACIÓN:

En la misma olla donde se cocinará el pollo, dorar el pollo en poco aceite de oliva virgen a fuego no demasiado alto por todas las caras, hasta sellar. Se tratará de no quemar el aceite para poder usarlo posteriormente. Retirar el pollo y reservar.

Dorar en ese aceite la cebolla picadita, salpimentar, agregar el azafrán y los piñones. Tapar y dejar que la cebolla se cocine un poco.

Añadir el pollo, regar con ron (mejor si se flambea).

Lavar bien los huevos, disponerlos con cuidado.

Cubrir con agua mineral y llevar a ebullición.

Una vez rompa a hervir disminuir el fuego (medio-bajo), tapar y dejar cocinarse hasta que el pollo esté tierno. El tiempo de cocción es variable y dependerá de la pieza. En este caso era un pollo de verdad y estuvo cerca de 4 horas, en caso de ser un pollo de plástico el tiempo es sustancialmente inferior.

Ir añadiendo agua si necesario, y corregir de sal.

Una vez esté cocido tomar los huevos, quitarles la cáscara y picar sobre la preparación.

Y ya está, listo calisto! Buen provecho 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s