Peras albinas cochoadictas (peras al vino blanco)

Reversión de la receta de peras al vino cochoadictas, pero esta vez en su versión albina. Solidaridad con quien tras el largo invierno están con tez radiactivamente blancoide. Variaciones hubo algunas respecto a la receta original ya que estaba en mi día “somosconejillosdeindias”: vino blanco en vez de tinto, una guindilla en el líquido de cocción, emborrachar el cocholateeee con Grand Marnier y añadirle melocotones para dar sabor (no para comer).

Nota para quien tenga alergia, reniegue, aborrezca y haya alzado el picante entre los 67 pecados capitales: no worries porque la guindilla, por alguna extraña razón, solo deja picantón el líquido remanente, pero la pera no hace sino absorber los aromas.

La pera es una maravillosa fruta súper refrescante (rica en agua) y nutritiva que sienta fenomenal cruda y más cocida para quienes tengan problemas digestivos. Aporta minerales y oligoelementos (sodio, calcio, magnesio, manganeso, hierro, cobre, fósforo, azufre, cloro, yodo y sobre todo potasio), vitaminas (especialmente vitamina C y vitaminas del complejo B) y enzimas. Es diurético, uricolítico, depurativo, laxante, remineralizante, astringente y sedante por lo que es óptimo para los sanos y para los que no lo están tanto: artitris, anemia, diarrea, obesidad, hipertensión, problemas digestivos, gota, etc.

Sin más rollo ahí va la receta, espero que os guste! 🙂

peras_vinoblanco

INGREDIENTES:

Peras no demasiado maduras
Vino blanco (para dos peras usamos media botella)
Chocolate negro (unas 4 onzas)
Grand Marnier: un par de cucharadas
Dos melocotones pequeños
Una ramita de canela
Dos bolitas de pimienta negra
Una guindilla
Un clavo
Dos cucharadas de panela (o azúcar)
Un par de bolas de helado de vainilla

PREPARACIÓN

Lavar bien y pelar las peras, dejando el palito.

Cortar la parte de arriba como para hacer un sombrerito, y reservar.

Limpiar de semillas el cuerpo de la pera y hacer un hueco lo suficientemente grande para meter ahí el chocolate y el Grand Marnier. Ojo con no atravesar ni hacer agujeros porque de lo contrario se nos derramará todo.

Introducir el chocolate en pedacitos y el grand Marnier. Tapar con el sombrerito de pera que reservamos.

Lavar bien y pelar los melocotones.

Disponer la fruta en un cazo de manera que quede lo más junta posible, sin posibilidad de que se tumben (podría ocurrir un desastre culinario y se introduciría vino en el chocolate).

Añadir el vino (que quede como a 1 cm por debajo de la línea de corte de las peras), las especias y el azúcar. Llevar a ebullición.

Cuando comience a borbotear reducir el fuego y cocer a fuego bajo. El tiempo de cocción dependerá de la pera, en nuestro caso fue rápido y duró aproximadamente 20-25 minutos, pero ir controlando. Conforme se vaya evaporando el vino ir añadiendo más.

Emplatar y acompañar de una bola de helado de vainilla.

Ojo! En la foto aparece el melocotón, pero en la práctica no está rico. Aporta sabor pero al haberlos dejado con el hueso éste les infirió un sabor amargo no demasiado agradable, por lo que recomiendo usarlos solo para aromatizar la preparación.

Y ya está, listo calisto. Buen provecho! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s