CONSERVA DE TOMATES SECOS EN ACEITE (Triple Ñam!)

Déjà vu: “Mira qué tomatitos secos más ricos te compré de mi viaje por XXXX Land”. Tras la ilusión, la alegría y el “qué buena idea, lo voy a utilizar muchísimo” hace su entrada triunfal el silencio sepulcral, el momento grillo en donde todo el mundo se calla y se escucha de fondo un “cricri, cricri” y uno piensa “qué voy a hacer yo con estos tomates”.

Fácil.

Una conserva para utilizarlos en todo lo que queramos: solos como tapa, con queso, en ensaladas, para guisos de todo tipo…p’a to y p’a cualquier ocasión. Esta receta viene de la hermosa Sicilia (otro “must” para todo el que pueda, “mi islita”) y siempre es un éxito. Espero que os guste. 🙂

TomatesSecos

INGREDIENTES:

Tomates secos
Aceite de oliva virgen
Vinagre
Las especias y aromas que más rabia nos dé. En esta ocasión yo utilicé:
Laurel
Ajo
Orégano
Semillas de pimientas negra y rosa
Semillas de mostaza negra
Semillas de cilantro
Una punta de cucharadita de té de cúrcuma

PREPARACIÓN:

Primero procesamos los tomates:

Poner al fuego una medida de agua con una de vinagre.

Cuando rompa a hervir añadir los tomates secos y mantenerlos durante 2-3 minutos (literal).

Colarlos y disponerlos sobre un trapo limpio y seco. Dejarlos ahí durante una noche, en un lugar bien seco.

Al día siguiente introducir los tomates durante unos 3 minutos en el horno para terminar de secarlos (veremos que seguirán mucho más blandos que antes de hervir).

Pinchar los dientes de ajo y chamuscar un poquito (bien con el hornillo, bien con un mechero).

Ahora empezaremos a echar exquisiteces en un tarro bien limpito y bien sequito.

Es importante que no quede aire en el interior, por lo que habremos de ir añadiendo aceite, semillas al gusto, los ajos y los tomates de manera que todo quede bien apretadito. Lo cubriremos totalmente de aceite y cerramos bien.

Ahora llega el momento de la pregunta del día: ¿lo llevamos al vacío o no?

Yo personalmente no lo hago porque eso implica una cocción de unos 40 minutos, y no quiero someter el aceite a esa temperatura durante tanto tiempo. Hasta ahora nunca tuve problemas con las conservas y jamás se me estropearon, pero para gustos colores.

Decidamos una u otra, lo ideal es dejar la conserva macerando durante al menos 1 mes. Como verla todos los días es demasiado tentador siempre se abre antes, por lo que aconsejo preparar dos botes, así al menos uno sí permanecerá cerradito el tiempo ideal mientras el otro se cata…

Sin más, listo Calisto. Buen provecho! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s