ANTIBIZCOCHO DE FRUTOS ROJOS

Bizcocho de cumple, bizcocho de anticumple, bizcocho de domingo, bizcocho de postre, de cena, de merienda, bizcocho de bizcocho. El que haya hecho uno posiblemente acabe haciendo cientos de ellos de lo fáciles, versátiles y resultones que pueden llegar a ser.

Esto puede dar lugar a tomarse ciertas licencias u obviar ciertas consideraciones, como fue mi caso, lo que llevó a un clarísimo primer desastre culinario. Aunque el resultado final fue un éxito, hubo algunos detalles en la elaboración frustrada que quiero compartir; cuando se repite algo tantas veces uno a veces se cree el listillo del delantal, pero la cocina al fin y al cabo es un laboratorio de química.

Aunque, al ver lo que ocupa la preparación puede asustar, de verdad que no es ni un bizcocho demasiado laborioso ni largo de hacer. Sólo es necesario un poco de organización porque son procesos distintos. Esta organización es lo que en cocina supone la diferencia de que una receta dure minutos o años de nuestra vida, y para mi gusto uno de los puntos más difíciles de plasmar. Un por tanto puede dar unas directrices básicas pero creo que cada cociner@ sabrá mejor que nadie como optimizar mejor su tiempo.

Vale, la presentación en la foto es macarrónica pero lo que importa es lo rico que estaba, ¿no?
Vale, la presentación en la foto es macarrónica pero lo que importa es lo rico que estaba, ¿no?

Tiempo de elaboración del bizcocho: 1 hora
Tiempo de elaboración del relleno: 30 minutos
Tiempo de ensamblado: 5 minutos + las horas de reposo en la nevera
Tiempo de elaboración del adorno de chocolate: 20 minutos + enfriado en el congelador

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO

• Harina: 150 gramos
• Mantequilla derretida: 70 gramos
• Levadura Royal (Polvo de hornear, como encontré en Colombia); la cantidad dependerá de la marca y del clima
• Azúcar: 100 gramos
• 4 huevos
• ½ cucharadita de canela molida
• ½ cucharadita de jengibre molido
• Ralladura de una lima
• Tres cucharadas de yogur espeso sin azucarar, tipo griego

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

• Ricotta fresca o cualquier queso crema tipo Quark
• Frutos rojos frescos: 250 gramos
• Dos cucharadas de Azúcar
• Canela en rama
• Corteza de ¼ de lima

INGREDIENTES PARA LA DECORACIÓN DE CHOCOLATE

• Chocolate de cobertura (chocolate negro)

ELABORACIÓN DEL BIZCOCHO

– Tamizar la harina y mezclar con la levadura, la canela y el jengibre.

¡¡OJO CON EL TIPO DE LEVADURA!! En una ocasión no tenía levadura de bizcochos, sí de panadería, y pensé…¿por qué no? CRASO ERROR. Suela de zapatos fue lo que salió del horno. Moraleja 1: no menosprecies la sabiduría popular, si se utiliza levadura Royal para bizcochos, por algo será. En efecto, para poder actuar debidamente la levadura de panadería necesita de unas cantidades ingentes de harina que un bizcocho no le suministra. Moraleja 2: si no se tiene levadura para bizcochos, haz un helado, yogur batido, lo que quieras, pero no la pifies como yo.

– Separar las yemas de las claras.

– En un bol batir con batidor de varillas las yemas junto con el azúcar hasta blanquear. Se alcanza este punto cuando adquiere una consistencia cremosa y algo clara. En ese punto mezclar sin dejar de batir con la mantequilla derretida, el yogur, con la ralladura de la lima y finalmente con la preparación de harina.

– Batir las claras a punto de nieve; si se le añade un poco de sal se alcanzará este punto más rápidamente.

– Ir añadiendo las claras a la mezcla con movimientos envolventes.

– Verter en el molde de bizcocho cubierto con un poco de mantequilla para que no se agarre.

¡OJO CON EL TAMAÑO DEL MOLDE!!! La levadura (casi) todo lo levanta, pero no hace milagros. Yo lo hice en uno demasiado grande por varias razones, animándome al pensar que la levadura todo lo doma, etc. No quedó para nada como una suela de zapatos, todo lo contrario, pero desde luego que aquello no estaba todo lo alto que debiera.

– Hornear a 180°C durante 30’ aproximadamente. Estará listo cuando al pinchar un tenedor éste salga limpio.

– Dejar enfriar sobre unas rejillas.

– Una vez frío, CON MUCHO CUIDADO Y MIMO y con un cuchillo de filo bien grande, cortar transversalmente para rellenar.

ELABORACIÓN DEL RELLENO

– Si creemos que el queso pudiera tener suero líquido, dejar unas horas antes a escurrir sobre una gasa muy finita.

– Por otra parte poner los frutos rojos con un poquito de agua, la cáscara de lima, el azúcar y la canela en un cazo a hervir, tapado y a fuego medio hasta que quede una pasta no demasiado líquida. ¡OJO! Esto puede ser un proceso rapidísimo así que vigilar.

– Retirar del fuego y dejar enfriar.

– Quitar la canela y las cáscaras de lima.

NOTA: Este proceso se puede hacer la noche antes, para que así en el momento de preparar el bizcocho estará perfectamente fría. De no ser posible esta opción, poner a cocer cuando se empiece a preparar el bizcocho, así tendrá más tiempo de enfriado.

NOTA MUY IMPORTANTE 2: En una ocasión realicé este proceso con una fruta cuyas semillitas pueden resultar bastante incómodas. Aunque pensé en retirarlas-colarlo la pereza pudo conmigo, y aunque el resultado era delicioso había que tener cuidado con no dejarse los dientes. SI SE CREE QUE LAS SEMILLAS PUDIERAN SER UN PROBLEMA, NO OBVIARLAS: QUÍTALAS!!! Tus dientes (e invitados) lo agradecerán.

– Mezclar con el queso.

– Probar de azúcar. En mi caso me quedaba un poco ácido, por lo que preparé un almíbar rápido con azúcar y un poco de agua, y cuando quedó todo bien derretido y con una consistencia no muy líquida lo mezclé.

– Reservar.

ENSAMBLADO

– Rellenar el bizcocho con la mezcla de queso y frutos. Repartir homogéneamente y tapar con la otra mitad de bizcocho.

– Meter en la nevera.

Lo ideal es preparar el bizcocho el día anterior, o al menos con suficientes horas de antelación para que se homogeneicen todos los sabores.

Yo lo decoré con unas figuritas de chocolate que preparé, pero se puede dejar así, cubrir con mermelada de frutos rojos, chantillí, chocolate…Al gusto.

DECORACIÓN DE CHOCOLATE

– Derretir el chocolate a baño María.

– Si se tiene una manga pastelera, rellenar con el chocolate. . De no ser así, una bolsa de plástico puede hacer las funciones, cortando una de las puntitas para que salga por ahí el chocolate

Unas hojas naturales cubiertas de chocolate
Unas hojas naturales cubiertas de chocolate

– Sobre papel de cocina trazar con el chocolate dibujos, garabatos, letras que se quieran.

– Las formas son las que queramos, queda muy bonito también cubrir hojas pequeñas con el chocolate; una vez frío quedan con la forma perfecta. También se pueden añadir frutos secos.

– Meter el papel en el congelador. Sacar en el momento de ir a decorar el pastel.

Se pueden hacer también tiras largas y meterlas en el congelador con la forma del bizcocho, para luego   encajarlo dentro
Se pueden hacer también tiras largas y meterlas en el congelador con la forma del bizcocho, para luego encajarlo dentro
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s